Terminar una novela


Cómo Darle el Mejor Final a una Novela


miércoles, 11 de mayo de 2022

Ya sea de un libro o de una saga, el final es una de las partes que más debates genera en una historia. Aunque la trama esté bien construida, si el final no está a la altura todo se puede venir abajo. 



Escribir el final de una historia no es tarea sencilla, y hay dos problemas que son muy comunes. En primer lugar, el escritor puede estar aplazando el momento de ponerle fin porque se divierte escribiendo sobre los personajes. En segundo lugar, puede que nos estemos enfrentando a un bloqueo creativo y los personajes hayan perdido ritmo y personalidad. 

Aunque no todos los escritores esquematizan su historia antes de comenzar a escribirla, contar con una guía puede servir para no perderse en la historia. 

Tips para escribir un final digno de la historia

Asegurarse de que el conflicto está resuelto

No importa si es una historia completa o parte de una saga, los conflictos planteados deben resolverse. Un ejemplo claro es la saga del señor de los anillos. Si bien se centra en derrotar al villano, en el primer Volumen el conflicto es la comunidad del anillo y su funcionamiento, además de plantear la misión del protagonista. 

Por eso, si la obra forma parte de una saga algunos problemas deben resolverse e ir dejando lugar a la pelea final. 

Enfocarse en el protagonista

Ningún protagonista termina el libro siendo igual a como comenzó. El escritor debe tener en claro cómo y por qué cambia el protagonista. Al llegar al final: ¿Se nota el cambio? 

Revisar objetivos 

Todos los personajes de la historia deben tener un objetivo y una motivación, no importa si el lector conoce o no el mismo.  

Cuando los objetivos de una historia están cumplidos, es señal de que hay que comenzar a cerrarla. 

Ahora, hay que tener cuidado porque no todos los objetivos se cumplen dentro de la historia, y está bien que eso suceda. Por eso es importante tener en claro qué cambio queremos lograr en los personajes, porque incluso si no todos los objetivos están cumplidos, habremos llegado al final. 

Chequear que el clímax haya terminado

El punto de inflexión de la historia tiene que haber terminado para pasar al desenlace final. Es el momento más dramático y el que impulsa el cambio principal en el protagonista. 

Si este no está bien planteado o no es lo suficientemente impactante, el escritor puede perderse y no saber cómo darle un final apropiado a su historia. 

El final debe tener lógica

Hay pocas cosas peores para un lector que descubrir que el final de una historia no le hace justicia a sus personajes y al universo que el escritor creó. 

Basta recordar el final de la serie juego de tronos, tan odiado por muchos fans y que llevo a una gran parte a desestimar nuevas producciones en ese universo. 

Como escritor, hay que asegurarse de que el final haga honor al trabajo que hemos puesto en la historia. Para eso debemos determinar si lo que hemos escrito es un desenlace coherente y repasar todo en caso de habernos perdido un elemento. 

¿Está desarrollada la estructura?

Sea cual sea el método de escritura más usado, tener una estructura es útil para no perdernos mientras desarrollamos una historia. 

Un indicio de que hemos llegado al final es darnos cuenta de que la estructura está completa. 

 Escribir el final no tiene por qué significar angustia, puede también representar la satisfacción de un trabajo bien hecho. 


Si deseas perfeccionar tus habilidades como escritor, en el Perú hay muchas opciones para estudiar a distancia. Completa el formulario para que un asesor estudiantil se ponga en contacto contigo. 




Solicita Información



Al solicitar informes autorizo a universidades.com.pe, a sus dependientes, subcontratados o asociados a contactarme para asesorarme en relación a cualquiera de las universidades y programas existentes en el territorio peruano.