Las artistas peruanas más influyentes en la actualidad


Las artistas peruanas más influyentes en la actualidad


lunes, 9 de mayo de 2022

En esta ocasión hablaremos sobre las tres artistas peruanas más influyentes que han determinado el rumbo del arte peruano como lo conocemos hoy en día. 



El mundo del arte inevitablemente amplio, a lo largo de los años ha sido primordial para ver un reflejo de la sociedad, las costumbres y pensamientos de determinadas épocas. El contexto social y las oportunidades brindadas son factores que determinan la creación y la importancia de la obra de arte. Es por esta razón que es tan importante reconocer el trabajo del género femenino y su aportación al arte en Perú.


Reconociendo el género femenino en el arte: las tres artistas peruanas más influyentes 


 1. Tilsa Tsuchiya 

Nació el 24 de septiembre de 1928 en Perú y falleció el 23 de septiembre de 1984. Esta artista peruana de ascendencia japonesa es una de las artistas peruanas más influyentes. Fue ganadora del Premio Bienal de Pintura Teknoquímica. Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Lima y en los años 60’s viajó a Francia donde estudiaría grabado en la École des Beaux-Arts e Historia del Arte en La Sorbona. 



Su estilo único la llevo a obtener importantes reconocimientos en el ámbito de las artes. Debido a la importancia de su obra, llego a aparecer en el billete de 200 soles peruanos. Su obra fue creada a representando un mundo lleno de seres mitológicos, con claros y marcados aspectos como la sensualidad y el misticismo acompañado de paisajes que se caracterizan por una inédita flora y fauna. Estas características harían que su obra tenga un imponente poder de atracción. Su obra se suele asociar al movimiento surrealista debido al carácter de escenarios salidos de la realidad que conocemos. 


Sin embargo, según explica David Flores-Hora, curador e historiador del arte, Tilsa siempre trato de mantenerse al margen de cualquier movimiento artístico. “Su vertiente pictórica es inclasificable, no existe nada parecido a Tilsa. Su pintura es reflejo de su personalidad, una sinceridad hacia ella misma, hacia sus intereses”. 


2. Rebeca Oquendo 

Rebeca Oquendo es otra de las artistas peruanas más influyentes del país. Nació el 20 de mayo de 1847 en Lima, Perú y falleció el 9 de abril de 1941 en la misma ciudad. Fue una pintora peruana que desarrollo su arte el el siglo XIX. Es la artista peruana mas reconocida de esta época debido a la donación que hizo de 5 pinturas al Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú.  El arte de Rebeca Oquendo se caracteriza porque en ellas predomina la figura humana en la que los pequeños detalles y pinceladas hace destacar expresivos rostros. La paleta de colores que destaca por el uso del rojo y el negro como aparentes protagonistas y característicos contrastes marcados por el claro y el oscuro. 




Rebeca destacó por su labor pedagógica en Perú, pues hacia 1890 inicia sus labores enseñando a mujeres peruanas el arte de la pintura en su misma casa. Cabe resaltar que para esta época en Perú eran muy pocos los espacios que se disponían para la enseñanza del arte debido a la falta de un mercado activo de arte y además estos espacios no estaban abiertos para las mujeres. En Lima solo se encontraban dos centros de enseñanza dirigidos por y para las mujeres, uno de ellos el de Rebeca Oquendo. 


3. Claudia Coca

Nació en Lima en 1970, es una artista visual, docente y activista peruana. Inicio sus estudios de Bellas Artes y esto hizo que la artista se saliera de su entorno de clase media y descubrió otra cara del Perú, conoció otras formas de vida y las realidades que se veían opacadas debido al contexto en el que creció.  Esto hizo que sus obras sean el reflejo y al critica a temas como el racismo, clasismo y lo que la artista denomina “la colonización mental”. 


Su obra es conocida por sus autorretratos y el tema de la revalorización de la autoestima peruana. Hizo parte del grupo fundador del Colectivo Sociedad Civil, agrupación que se destaco debido a que entre 2000 y 2002 desarrollaron acciones artísticas callejeras con el fin de llamar un cambio cultural y político en el Perú.